la identidad racial de los  Colombianos

0

Colombia se considera que tiene la cuarta mayor población Negro / Afro-descendientes en el hemisferio occidental, después de Haití, Brasil y los EE.UU.  Los primeros esclavos africanos comenzaron a llegar  a Colombia  importados por los españoles y  ingleses en la primera década del siglo 16. Por la década de 1520, Los africanos fueron traidos a Colombia de manera constante, desde lugares como el Congo, Angola, Ghana, Costa de Marfil, Guinea, Sierra Leona, Senegal y Mali, para reemplazar a la rápida disminución de la población nativa indigena.

Los africanos fueron obligados a trabajar en las minas de oro, en las plantaciones de caña de azúcar, ranchos ganaderos y grandes haciendas.  La mano de obra africana era esencial en todas las regiones de Colombia, incluso hasta los tiempos modernos. Los  trabajadores africanos fueron pioneros en la extracción de los depósitos de oro aluvial y el cultivo de la caña de azúcar en las áreas que corresponden a los departamentos de hoy en día de Chocó, Antioquia, Cauca, Valle del Cauca, y Nariño en el oeste de Colombia. Fuentes: en.wikipedia.org

A finales del siglo VII, los africanos cuya auto identificación estaba basada en su cultura tribal específicamete como Ibo, Yoruba, Fulani, etc. le fue asignada la identificación racial “negro” obviando el aspecto cultural/étnico en la cual estos esclavos estaban acostumbrados a auto identificarse, por una ideología de explotación basada en la lógica de la creación y la superioridad de un grupo de personas sobre otra grupo de personas bajo el mantenimiento racial de una “línea de color”.

En Colombia, la categoría racial de “negro” se desarrolló con la consolidación de la esclavitud, donde la raza fue solo una excusa mas para justificar el sistema esclavista en las colonias europeas, algo que algunos llaman racionalización, aunque otros lo consideran como disonancia cognitiva, al momento de mirar la influencia que tenia las ensenazas católicas en los colonos europeos.

Clasificación racial que para ellos, la gran mayoría de la población esclava con un bajo nivel educativo o ninguno (“analfabeto”), dado su posición como esclavos no entendía las ramificaciones sociales y históricas que este termino significaría en el futuro para sus descendientes. Por supuesto, esto no se produjo durante una noche. Fue durante un período de servidumbre que tenía sus raíces no en la lógica racial que conocemos en este momento, precediendo a la consolidación de las razas en la esclavitud como forma de justificar este sistema inhumanos de explotación de otros seres humanos. Dando lugar a la conformación de una identidad racial específica no sólo para los esclavos, sino para los colonos europeos.

“Desde un principio el término común era cristianos, a mediados de siglo hubo un cambio hacia los términos españoles, criollos y esclavos.”  Después de 1780, teniendo las colonias en su conjunto, una nueva identificación donde apareció el términos “blanco” y posteriormente los términos mestizos, mulatos, Sambos, indígenas o indios. El legado de los conflictos y confusiones raciales, para su arreglos y estabilidad políticas dentro de las colonias, la defensas de los intereses a su vez llevo a la (consolidación de los patrones institucionales de segregación bajo la mascara de la conservación étnica/racial, posiciones gubernamentales duales, los mercados de trabajos inaccesibles, legislación excluyente) que perpetuaban la línea de color dentro de la población en general en Colombia, entre los que “tienen” (blancos y mestizos) y los que no tienen (negros, mulatos y indígenas) La población afrocolombiana se compone principalmente de negros, mulatos, raizales, palenqueros y zambos (un término usado desde la época colonial para las personas de ascendencia amerindia y negro mezclado).

Una vez que entendemos que la raza desborda los límites del color de la piel, la sobre-explotación, la estratificación social, la discriminación y el  prejuicio, la cultural de la dominación y la resistencia étnica/cultural, pero también la política de Estado. Una vez que reconocemos la dimensión racial presente en algún grado en todas las instituciones sociales, económicas, educativas, y políticas y como estas clasificasiones raciales afecta la autoevaluación de las personas y los estereotipos negativos asociados a estos grupos raciales, empezaremos a producir políticas que realmente disminuya los efecto de estos estereotipos negativos en la población en general, donde los afrodescendientes son lo que están recibiendo la peor parte en este momento.

En Colombia una vez que hemos hecho esto en cuanto al reconocimiento de estos grupos raciales como entidades subjetivas dinámica, las valoraciones o falta de ellas puede afectar a las personas, el reconocimiento como entidades heterogéneas no disminuye su capacidad de integración, por el contrario aumenta el sentimiento de pertenencia cuando son reconocidas como grupos importantes para el crecimiento y desarrollo de la nación en todos los ordenes, ya sean culturales, históricos, políticos, sociales, educativos, deportivos, económicos, religiosos etc… Haciendo posible la conversación, discusión, educación,  apoyo y aceptación de estas diferencias raciales para que sea creíble que Colombia es una sociedad multiétnica/multicultural no solo en papel.

Este reconocimiento se gana con el trabajo duro; hay una tentación continua de pensar en la raza como una esencia, como algo fijo, concreto y objetivo, como por ejemplo todas las categorías que acabamos de enumerar, negar su existencia solo profundiza la desconfianzas de estas categorías al momentos de mirar el papel de Estado en su falta de inclusión como tales. y también hay una tentación opuesta: a verlo como una mera ilusión, lo que eliminaría un orden social ideal, proclamando una homogeneidad que solo existe en la mente de los políticos, pero en la practicas todos sabemos de esas diferencias existen.

En nuestra opinión, es crucial para romper con estos hábitos de pensamiento. Se debe hacer el esfuerzo de entender la raza como un complejo “Descentrados” de la inestabilidad social y el significando constantemente de este concepto están siendo transformados por la lucha política. (notas del libro: raza, clase y género por:. Paula s Rothenberg – versión en Ingles).

Share.

About Author

Leave A Reply