Ficción de la democracia racial en Brasil

0

A diferencia del modelo americano de clasificación racial, hay una gran variedad de opciones entre los negros y los blancos brasileños en su identificación racial, ya que Brasil aplica el color de la piel como criterio para clasificar la raza. Sin embargo, el color de la piel es más que el tono de piel en Brasil, ya que también se refiere a la textura del pelo, la forma de la nariz, los labios y los antecedentes culturales.

Moreno (marrón) es el término más popular, que se utiliza en casi un 44% de la población cuando la gente describe su color de piel. Su ambigüedad permite una amplia gama de personas con diferentes tonos de piel para encajar en la misma caja. Además, marrón se celebra como un símbolo nacional de la mezcla racial (mixed race) de los brasileños. El fundador de la identidad nacional de Brasil, Gilberto Freyre, declaró que el color de la piel marrón era una gran combinación de Negro, indio y europeo, por lo que simbolizaba  el carácter mixto de la raza mas común de los brasileños. La obra de Freyre creo una imagen de que Brasil era una democracia racial sin discriminación, debido a la herencia racial mixta de todos, por lo tanto todo el mundo era lo mismo.

Sin embargo, la realidad nos dice otra cosa, en las estadísticas, es obvio que los brasileños blancos tienen más oportunidades de acceso a la educación, el trabajo y un mejor nivel de vida. A pesar de la mezcla de razas, la población blanca brasileña todavía ocupa la parte superior de la sociedad brasileña, mientras que los negros y marrones están luchando en gran medida por salir de la pobreza; Democracia racial es un mito y en realidad nunca existió. La clasificación de los colores, que ha sido promovido como un sistema de democrático racial maravilloso, disfrazo las diferencias raciales y la desigualdad social echando a un lado el concepto de raza. De hecho, el color y la raza son la misma cosa.

La política de cuotas raciales actual que beneficia a la gente negra pone la raza sobre la mesa y ha levantado fuertes discusiones. En un debate sobre la política de cuotas raciales, Demetrio Magnoli, un profesor brasileño, afirmó que Brasil disfruta de la democracia racial, porque la gente se identifican por el color, pero no por la raza. La nueva política ha creado clasificaciones raciales que darían lugar a la discriminación racial.

Sin embargo, es realmente así? No ha existido siempre la raza en Brasil? Sin aplicar la palabra “raza”, la gente está siendo juzgados por su color de piel y tratados de manera diferente. Los problemas raciales no están regresando a Brasil debido a que nunca se fueron, mientras que la palabra raza está regresando. Los brasileños han sido engañados tanto tiempo por la ficción de la democracia racial, y la comunidad negra ha empezado a decir “no esta la situación”.

Esta respuesta afirma que el sistema de Negro o blanco americano es un sistema universal,’algunos creen’, debe ser aplicada en Brasil para lograr la igualdad racial. Sin embargo, el sistema de clasificación de los colores, como resultado del mito de la democracia racial, hace que el problema de la raza sea bastante vago y le quita importancia a los problemas que realmente existen de las diferencias raciales y la desigualdad social y económica en Brasil.

Fuente original: The “Return” of Race in Brazil

Share.

About Author

Leave A Reply