La autoestima del niño negro y su perspectiva de alcanzar el sueño americano

0

Algunos estudios tienen uniformemente por sentada la presencia de un concepto de sí mismo fuertemente negativo en los jóvenes negros, esta suposición subyacente necesita ser mirada más de cerca. Comenzando con el estudio de autovaloracion llevado por Kenneth y Mamie Clark, que más tarde fue seguido por Mary E. Goodman, Robert Coles, Judith Porter, HJ Greenwald y otros, donde la auto identificación del niño negro se ha estudiado a fondo. En la mayoría de estos, los niños negros y blancos se han analizado como ellos se auto identifican.

según un estudio presentado en muchos países de america latina y los Estados Unidos donde existe una población negra y mulata en general, se encontró que los niños negros prefieren las muñecas blancas. Teniendo en cuenta que hace apenas unos años las únicas muñecas alrededor de estos niños negros y mulatos eran blancas, no es difícil entender por qué este estudio fue solo para chicos negros y mulatos. Sin embargo, varios de los científicos sociales eligieron equiparar esta decisión cognitiva con un juicio de valor, es decir, porque los niños negros y mulatos escogieron las muñecas blancas, esto indicaba que los niños negros y mulatos no se gustaban a sí mismos y por lo tanto sufren de odio hacia si mismo por ser negro o mulato. John D. McCarthy y William Yancey en un importante artículo señalan que “es más bien una conclusión exagerada … de la conciencia racial, en las preferencias por las muñecas blancas y la asignación de una vision superior para las muñecas blancas y asignación de funciones inferiores a las muñecas de color negra como auto odio por parte de estos niños “.

También es difícil determinar la objetividad en estos estudios de los niños en la toma de la selección. Es bien sabido que los niños le dirán a los adultos lo que quieren oír. Del mismo modo, los métodos utilizados no son siempre objetivo. Por ejemplo, hasta el estudio de Herbert Greenwald y Don Oppenheim, a los niños se le presentaron sólo muñecas en blanco y negro. En su estudio utilizando muñecas mulatas, Greenwald y Oppenheim encontraron que un número significativo de niños negros eligió la muñeca mulata. Por lo tanto, muchos de estos estudios tienen defectos importantes cuyo peso invalidan las pruebas contra una auto-estima deformada del niño negro.

Robert Coles ha expresado su desacuerdo con lo que se siente ser la unilateralidad de estos estudios. Él dice que muchos de los niños negros y mulatos que examinó durante un período de lucha contra la segregación en el Sur de los Estados Unidos mostraron resistencia y gran fuerza emocional, lo que contradice la creencia popular de daño masivo en la personalidad de los niño negros y mulatos.

Del mismo modo, el Informe de un estudio que Coleman elaboró, para la Oficina de Educación de los Estados Unidos sobre la igualdad de oportunidades de educación, sostiene que el concepto de autovaloración para niño negro no se ha dañado con carácter excepcional, y es, de hecho, no es diferente de la de un niño blanco. En el informe, sin embargo, el estudio tenia en cuenta que el niño blanco es consistentemente capaz de lograr un nivel más alto que el de su homólogo negro. (El estudio Coleman, de hecho, llegó a la conclusión que el auto concepto simplemente no era crucial en la capacidad de un individuo para lograr el éxito.)

Unos pocos observadores han señalado que la reciente tendencia hacia el orgullo negro ha fundamentado la posición de que los negros americanos pueden tener una autoestima saludable a pesar de la presencia de la opresión y el racismo. Por lo tanto, aunque el efecto del racismo en el desarrollo del concepto de sí mismo no puede ser ignorado, Tenemos que reconocer que todavía posee una influencia directa en el sentimiento que el niño negro tiene de sí mismo, pero con amor y cuidado constante un niño desarrollará un fuerte sentimiento de pertenencia y autovaloración. Un estudio realizado por EE Baughman y WG Dahlstrom de un grupo de estudiantes de octavo grado de blanco, negro en una comunidad rural del sur mostró este mismo resultado.

Los niños negros de estas muestra … mucho más frecuentemente reportaron ser mas populares entre sus compañeros que los niños blancos. También hubo una tendencia mucho mayor en los niños Negros que los niños blancos en decir que estaban muy satisfechos de ser la clase de persona que eran. Además, significativamente más niños Negros que niños blancos describieron su vida en el hogar como más feliz que la del Niño blanco promedio.
Ciertamente, estos estudios no se pueden considerar como última instancia o por unanimidad como algo concluyente. Sin embargo, un hecho es claro: en ningunos de estos informes se había encontrado alguna evidencia de que los resultados del logro al éxito es el producto de tener un concepto bajo de si mismo. Obviamente, los niño negros con un concepto bajo de si mismo compiten con mas inconvenientes que los jóvenes blancos en la lucha por lograr el éxito en esta sociedad.

La pregunta entonces surge: ¿Por qué los jóvenes negros se molestan a involucrarse en absoluto en esta lucha? ¿ Es la imagen negativa de sí mismo lo que impide enormemente alcanzar el logro,? ¿por qué no simplemente abdicar y, aceptar la definición que la sociedad blanca tiene de ellos como deficientes? Para responder a esto hay que analizar otras áreas que representan las necesidades propia de ese individuo.
En el curso del proceso de socialización, el individuo adquiere necesidades que motivan el comportamiento y las emociones generales. Tres de estas necesidades las cuales a nosotros nos conciernen son: la necesidad de logro, la necesidad de afirmación de uno mismo o la agresión, y la necesidad de su aprobación.

Entre las actitudes del “otro generalizado” que el individuo interioriza en la sociedad estadounidense son las normas y valores de la comunidad en general, incluyendo, por supuesto, las grandes líneas de su credo es decir la Protestante ética estadounidense, la idea de que con el trabajo duro y el esfuerzo el individuo puede lograr el éxito, y que el valor de la persona puede ser definido por su capacidad para lograr el éxito. El individuo que interioriza estos valores se motiva a actuar en consonancia con ellas, ya que su autoestima se agudiza o se mantiene a través de comportarse de una manera aprobada por la comunidad. Por lo tanto, la necesidad de logro se desarrolla en ambos estadounidenses blancos y negros. En consecuencia, la participación del joven de color en la lucha por el éxito es al menos en parte un intento de satisfacer sus propias necesidades y las expectaciones de la sociedad donde vive.

Esta necesidad de alcanzar pueden, de hecho, ser muy alta entre los jóvenes de color y se ilustra en el hallazgo de Coleman y Irwing Katz, ambos de los cuales cuenta la excepcionalmente alta aspiración de la juventud de color en lo que respecta a la educación y la elección de ocupación. Por otra parte, Katz y gordon en cuenta que estas altas aspiraciones y demandas de los logros académicos son compartidos por los padres de estos jóvenes. Sin embargo, todas estas fuentes coinciden en que el logro real nunca coincide con su propia aspiración o las de sus padres.

Así, una vez más, el problema no se ve que es, como algunos han sugerido, por un insuficientemente alto nivel de aspiración, sino más bien el alcanzar estas aspiraciones a través de un comportamiento productivo. Gordan y Katz sugieren que esta discrepancia persiste porque los valores y las metas educativas y ocupacionales de la sociedad blanca han sido internalizada por los jóvenes negro, pero por una razón u otra, los patrones de comportamiento necesarios para su consecución exitosa no se han aprendido de manera similar. Por lo tanto, el concepto de auto negativa del niño negro se complica aún más por su interiorización de los objetivos de alto nivel de la sociedad blanca, y la necesidad de su realización, sin una verdadera comprensión de cómo hacerlo de manera efectiva en un sistema que discrimina a persona de color.

Share.

About Author

Leave A Reply