Influencia africana en el folklore latinoamericana

2

El folclore se considera como el patrimonio del pueblo, el conjunto de bienes culturales que organizados con forma peculiar actúan en la convivencia del hombre. El folclore, como conjunto de vivencias, tiene una forma de asimilación no académica, sino por transmisión oral y por imitación. La transmisión del folclore es espontánea, no existe sistematización ni organización en su aprendizaje a no ser la labor recopiladora de investigadores.

En la acción transmisora del hecho folclórico prevalece la imitación y la continuidad, constituyendo esto la tradición. Por tradición se sigue una costumbre, se mantiene una serie de adornos, o formas de lenguaje, cantos, recetas culinarias, fórmulas medicinales de uso familiar, etc. El hecho folclórico aparece con características propias en todos los estratos de la población; no desaparece, tiene que evolucionar, pues siendo un hecho eminentemente social, si evoluciona la sociedad es lógico que evolucione también el folclore.

La cultura latinoamericana es una mezcla de razas, costumbres y religiones que ha ido evolucionando según pasan los años. Los países hispanos de América Latina, tienen mucho en común tanto en las costumbres religiosas, tradiciones, vestimenta y alimenticia.

En su vasta extensión, Latinoamérica presenta la más variada topografía, todos los climas, y diversidad de grupos humanos. La literatura, en obras y crítica, puede reflejar las características de la región y de sus gentes desde múltiples perspectivas y deteniéndose en determinados aspectos. Respecto a esto último y, específicamente, en lo que se refiere a las distintas razas que habitan estas zonas es posible observar, por ejemplo, la importancia del indio en el panorama de la literatura latinoamericana.

Uno de los varios grupos que forman parte de la población latinoamericana son los Afro-Latinos, los descendientes de africanos. Ellos son una gran parte de Latinoamérica aunque quizás no concuerdan con la imagen “típica” de los latinos. Los primeros africanos llegaron a las Américas con los españoles o los portugueses, como esclavos.

 

Los aportes de la cultura negra

¿Conocía Ud., amigo lector, que parte de la música popular americana está levantada sobre pilares africanos?

Si revisamos la música norteamericana, centroamericana, antillana y suramericana, podemos afirmar que esto efectivamente es así.

El negro introdujo nuevas formas artísticas, técnicas y una nueva concepción filosófica de la música. El jazz, los lamentos espirituales, las canciones de trabajo, los cantos religiosos forman parte de la rica tradición musical de los negros. A ello, se debe sumar la creación de nuevas técnicas, especialmente en la percusión.

Pero los aportes negros no sólo se dan en la música, sino abarcan la danza, la pintura, la escultura, el lenguaje, la literatura, las artesanías, las tecnologías y el deporte.

En las danzas y bailes americanos están presentes las rasgos africanos. El rock and roll, el charleston, el huapango, el calipso, la rumba, el tamborito, la zamba, la salsa, la cumbia, el huaino, la marinera, el tango, entres otros, tienen sus raíces en la cultura negra.

Los ritmos negros y la danza han sido incorporados a las manifestaciones culturales occidentales, aunque el aporte africano no ha sido lo suficientemente valorado y reconocido.

En la pintura, las formas estéticas africanas crearon nuevas corrientes pictóricas en Europa, las cuales fueron transplantadas a América y aún mantienen vigencia.

La escultura africana ha influido en el arte americano tanto en la forma como en los materiales empleados.

La arquitectura africana está presente en los tipos de construcción y el uso de materiales livianos aprovechados del medio ambiente.

Cuando las lenguas africanas se encontraron con las europeas e indígenas se produjo un enriquecimiento de estas últimas, provocando cambios semánticos, fonológicos y morfológicos. Las formas africanas han generado nuevas manifestaciones lingüísticas como el papliamento, el gullah, el creole y el patois.

Las culturas negras tienen una rica tradición oral. En el siglo XIX, se desarrolló la literatura de la esclavitud. Los cuentos folklóricos negros influyeron en las obras teatrales y en la literatura escrita. En el siglo XX, surgieron formas poéticas inspiradas en la folklórica negra, tanto en lo que se refiere a la estructura, al metro, la cadencia y el ritmo.

Las comunidades negras se han destacado por ser hábiles artesanas sobre todo en lo que se refiere a la cerámica, la cestería y la talla de muebles. La sociedad blanca ha asimilado valores negros en aspectos como el peinado, las túnicas, las camisas, los nuevos colores, los objetos de cuero y las sandalias.

Las tecnologías aportadas por los afro-americanos dejan sus huellas en las actividades mine-ras, en la agricultura, ganadería, medios de transporte, caza y pesca.

Por último, el aporte cultural de los negros se da en el campo deportivo y especialmente en el fútbol, el box, el básketbol, el atletismo y otras disciplinas. Los mejores deportistas son negros. Están presentes en olimpiadas y torneos internacionales. En las delegaciones de los países que tienen población negra -aunque ésta sea minoritaria- casi nunca faltan los afro-americanos.

La influencia de las costumbres heredadas del Africa Occidental y las Antillas ha marcado definitivamente la cultura afro caribeña en el Caribe, tanto en la arquitectura, la gastronomía y la música, como en sus tradiciones.

La población de ancestro africano, descendiente de los esclavos traídos por los comerciantes ingleses, franceses, holandeses, portugueses y españoles durante la colonia, se concentra principalmente en el Caribe y Brasil, pero es también importante en México, Centroamérica, Venezuela, las Guayanas, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y la zona del Pacífico. Los esclavos trabajaban fundamentalmente en las minas o en las plantaciones de azúcar y algodón, y como empleados domésticos en todas las grandes casas coloniales.

También hay comunidades afro-descendientes en lugares que típicamente se conocen por la predominancia de culturas indígenas, Mexico, Bolivia y Perú. Es fácil pensar que no hay personas de raíces africanas en México, porque en los medios de comunicación casi no aparecen. La Costa Chica y el estado de Veracruz son dos lugares donde hay una mayor concentración de afro-mexicanos.

El pueblo Indígena afroboliviano tiene una fuerte raíz cultural, basada en sus ancestros migrados del África, el sufrimiento de sus mayores por la esclavitud en Potosí y su asimilación natural del pueblo Aymara. Sus mayores expresiones culturales están basadas en el baile y la danza.

La cultura afroboliviana ha sentado sus tradiciones dentro de la cultura de Bolivia, siendo su mayor influencia la Saya, baile popular a lo largo del país, donde plasman las inquietudes sociales, alegrías, penas, críticas con coplas rimadas al ritmo africanoide de tambores, las mismas que llevan la picardía de los copleros que sobre la marcha improvisan estrofas de expresión grupal y social.

La cultura afroecuatoriana se aprecian algunas diferencias entre los negros de la sierra y de la costa, pero les unen unas raíces, un país y una historia comunes. El aspecto más visible y conocido de la cultura afroecuatoriana es la música. Por un lado, está la música negra de la provincia de Esmeraldas ubicada en la costa norte del país. En este lugar se desarrolló y conservó la música característica de las comunidades afrodescendientes de esta zona que se caracteriza principalmente por el uso de la marimba y tambores

Colombia es un país que posee una diversidad cultural, en el departamento del Cauca se logra ver algunas gamas de esa pluralidad, ya que en ella se encuentra culturas como la indígena y la Afrocolombiana. En Cartagena predomina la champeta criolla, la cual surge dela música africana, también hay grupos folclóricos demapale, cumbia, bullerengue y pulla provenientes del pacifico pero también son una herencia de la majestuosidad delritmo de los bailes y manifestaciones africanas.

Además de la champeta se escucha también el vallenato, la salsa y el merengue y últimamente el dance hall que esuna mescla de champeta con reggae, las emisoras ayudan mucho en la promoción de esos géneros.En el caso de la compañera Yuri, en general,lo típico del Valle del Cauca, de Cali que es su localidad sería la salsa.

La cultura afropanameña es producto de los intercambios culturales entre esa región y el país, así mismo en el diario hablar panameño existen muchísimas palabras de origen africana y antillana. Musicalmente hablando los afrodescendientes le han legado a la música panameña, prácticamente la base rítmica de la mayoría de los géneros musicales folclóricos del país: En los que destacan el tamborito, congo, bullerengue, bunde y la cumbia panameña. Asimismo los afroantillanos panameños introdujeron sus ritmos
como el calipso, soca, compe haitiano y el reggae, siendo en base a este último el desarrollo del reggaetón en la ciudad de Colón.

Costa Rica: Aunque los negros fueron traídos primeramente a Costa Rica durante el tráfico esclavo colonial para cumplir labores domésticas, o como trabajadores en la construcción de la línea de ferrocarril que comunicaría a San José con el naciente puerto de Limón, una vez adquirida su emancipación, la inmigración de los negros empezó a ser permanente, y lo suficientemente valiosa, como para que ellos dejaran las huellas de su sangre, su trabajo y costumbres en la identidad costarricense.

“Costa Rica sería un país muy diferente sin el aporte afrocaribeño: menos colorido, menos alegre, tal vez un poco más aburrido”,opinó el músico e investigador Manuel Monestel. Costa Rica tiene la diáspora jamaicana más grande después de Cuba y Panamá y sudesarrollo como nación es testigo de su contribución.

La Cultura de Venezuela es una mezcla de tres culturas distintas: la europea, en particular la española, la indígena y la africana. La música venezolana se caracteriza por mezclar elementos españoles y africanos, típico de ser perteneciente a un pueblo predominanemente mestizo. El género más representativo del país es la música llanera el joropo.

la Música afro-venezolana, indígena, criolla, la de influencia española, holandesa, árabe, inglesa. Multicultural en fin, producto de un afortunado mestizaje que devino sonidos auténticos. EL joropo, una forma rural que se originó en los llanos o planicies, que aunque desde hace mucho tiempo es una música que se interpreta en todo el país, se presenta ante los ojos de los venezolanos como su musica por excelencia. El joropo probablemente el ritmo más cantado, celebrado y mencionado en las grandes composiciones que definen la musica foklorica venozolana.

El gusto musical del venezolano es muy distinto al de los países sudamericanos, sólo con Colombia tienen algunos gustos en común como el vallenato en la costa y la música llanera, por ser fronterizos. El gusto musical es netamente caribeño: en Venezuela la salsa y el merengue es música para escuchar y no sólo para bailar, como en otros países.

En el proceso de construcción de la identidad histórica nacional y étnica en Argentina, para lo afroargentinos, valorar el ancestro negro sigue siendo difícil. Mediante su ocultamiento fenotípico y cultural, se ha ignorado su historia, su actualidad y sus derechos de los procesos socioculturales en la definición de la nacionalidad.

Los africanos llevados como esclavos a Argentina durante el período colonial, y sus descendientes nacidos en el territorio que hoy es Argentina (afro-argentinos), contribuyeron en la construcción de la Nación Argentina y su cultura. No es una excepción la música, y dentro de esta la música folclórica.

Su exclusión contribuyó a la invisibilidad. El candombe fue siempre un importante elemento identificador de la comunidad negra argentina. de su protagonismo con indios y europeos en la construcción de la nación. En esta danza popular por excelencia, se contiene casi toda la historia de la raza negra en el Río de la Plata. Por ello, una manera de valorar el ancestro africano, acaso sea revitalizar este baile símbolo de la identidad negra.

El Candombe argentino se conservó, e ininterrupidamente, hasta el presente, en varias de sus versiones (afro-porteño, afro-correntino, etc.); entre ellos destaca el candombe porteño. Además se conservan otros ritmos afro-argentinos como la Zemba o Charanda, ritmo asociado al culto de San Baltazar que se realiza en el Nordeste argentino, en especial en Corrientes y Chaco.

En cuanto al folclore argentino, reconocido como tal desde hace años hasta hoy en día, que tiene influencia africana y afro-argentina, destacan: la Chacarera, la Payada, la Milonga campera, el Malambo (danza), y -quizás- el Gato (danza). Además, también tiene estas influencias el folclore ciudadano porteño, y por ende argentino, como lo son el Tango y la Milonga ciudadana.
La presencia de los afrouruguayos en el Uruguay data de la llegada misma de colonizadores europeos. Durante esa época existía en toda Sudamérica la esclavitud. Ésta fue abolida luego de la independencia de Uruguay, pero tardó en ser abolida en el vecino Brasil (recién con la Ley Áurea en 1888), por lo cual hubo numerosos esclavos brasileños escapados que también contribuyeron de manera significativa al aluvión de
afrouruguayos.

A menudo se afirma en la literatura académica en Uruguay que se ignoran la presencia y el papel de los africanos en el desarrollo de esta nación. Los negros uruguayos fueron los músicos, escritores y artistas cuyas obras enriquecieron, iluminando y entreteniendo a sus conciudadanos desde la época colonial hasta el presente. Además, incluso muchos símbolos de la nación en el río de la Plata, a saber, el tango y el gaucho (vaquero), fueron influenciados por el genio de los africanos y sus descendientes del nuevo mundo.

Los orígenes del candombe se encuentran en las procesiones ceremoniales de los “Reyes del Congo” de la época de la esclavitud Africana en América del Sur. El Candombe está relacionado con otras formas musicales de origen africano en las Américas como el son cubano, la tumba, el maracatu brasileño y el congadas.

El Candombe es lo que sobrevive de la herencia ancestral de las raíces bantú, traído por los negros al llegar al Río de la Plata. Este ritmo viajó a Uruguay desde África con los esclavos negros y aún sigue siendo fuerte en las calles, salas y carnavales de este pequeño país encantador.

“los orígenes negro del tango”

Las raíces africanas del tango del realizador angoleño Don Pedro explora la expresión de la africanidad de Tango y la contribución de África culturas en la creación del tango. Tango era un reflejo de la vida social de los esclavos que fueron llevados a América del Sur – incluyendo Argentina y Uruguay – en su mayoría de África central, en particular de la antigua Kongo Unido.

El tango en sus inicios tiene raíces africanas, danza europea tiene muy poca … Fue una combinación de danza afro argentina y fue influenciado  por las clases más baja de los inmigrantes blancos en Argentina que se mezclaron con los argentinos afro.

Los “los orígenes negro” del Tango Argentino, no es de raíces uruguayas. Una cosa es segura – Candombe no se originó en Argentina o Uruguay. Es africano, y fue llevado a la región por los esclavos africanos que fueron llevados por la fuerza de su tierra natal y se depositaron en el Río de la Plata zona entre Argentina y Uruguay.

Muchos creen que la influencia de los negros traídos de África en el tango argentino es muy mínimo, ¿Eso quiere decir que el tango argentino viene de África? NO! La mayor parte de las melodías, movimientos de baile, ritmo y el estilo de cantar el tango argentino viene de los Italianos,  Franceses y Españales que vivían en esos lugares empobrecidos. El tango argentino se origino en los barrios pobres o lugares de mala muerte argentinos donde sólo las prostitutas bailaban, estaba prohibido para las mujeres conservadoras, incluso estaba prohibido hablar de este tipo de danza, y mucho menos bailar este tipo ritmo, son muchas las alegaciones sobre el origen o no africano del tango.

En el dominio de la cultura, las tradiciones y los ritos africanos han inspirado a numerosos artistas de todos los tiempos. Artistas negros y blancos se han interesado permanentemente en las manifestaciones culturales que tienen como denominador común los temas negros. Estos temas están presentes en nuestra música, nuestra pintura y nuestra poesía como fuente inagotable de inspiración.
Brasil tiene la más grande población de origen africano fuera de África y, por eso, la cultura brasileña es fuertemente influenciada por la cultura africana, principalmente en la región Nordeste de Brasil. Hoy, la cultura afro brasileña es resultado también de las influencias de los portugueses e indígenas, que se manifiestan en la música, religión y culinaria.

La samba fue una de las primeras expresiones de la cultura afro brasileña a ser admirada y a ganar posición de realce en la música popular. Pero los tambores de África también trajeron otros cantos y danzas. Además de la samba, la influencia negra en la cultura musical brasileña va del Maracatu a la Congada, Cavalhada y Mozambique. Son sonidos y ritmos que recorren y conquistan Brasil de punta a punta. la cultura folklorica cultura afrobrasileña.

En los primeros años de las colonias, los esclavos africanos eran la mayoría de la población en lugares como Brasil y varios países del Caribe. Esta situación colonial propició las condiciones para el surgimiento de nuevas razas, entre ellas la mezcla del africano, del indígena, y del europeo procedente de la peninsula Iberica.

 

Música  en Colombia (Cumbia).

La cumbia es una música de baile popular de la costa atlántica de Colombia, de la cultura afrocolombiana. La música nacio en la década de 1940 a partir de la música Costeño. Cumbia se conocio originalmente como musica tropical. Más tarde, en la década de 1960, tomó el nombre Cumbia, que proviene de la palabra africana que  significa cumbe a baile. Podría haber venido de otras variaciones – Caracumbe, Paracumbé, o la palabra cumbancha cubana.

La cumbia es una de las expresiones más representativas melódicos de Colombia. Reúne tres culturas – africanas, indígenas y europeas. La cultura africana influencia el ritmo de los tambores, mientras que la flauta indígena basada en la mezcla de la melodía. La influencia europea ofrece algunas variaciones en las melodías, coreografía y el vestuario de los bailarines.

Las raíces de la cumbia se debate, pero no se debate que la cumbia vino de las poblaciones afrodescendientes. Algunos estudiosos dicen que la Cumbia se origina a partir de Pocabuy Banco o Magdalena. Otros afirman Ciénaga (Magdalena) o Soledad (Atlántico). La cumbia se desarrollado en torno a un baile llamado el cumbiamba. La cumbia tradicional llegó en forma de dos: uno juega con un pito un instrumento clarinete-like y otro estilo juega con dos Gaito,  flauta india. La forma era pito acompañado de tres tambores y un reproductor de agitador. Jugando con los dos Gaito también tuvo el acompañamiento del tambor. En ambos estilos, el canto era opcional.

Por la década de 1940, la Cumbia se convirtió en un ritmo aceptable entre las élites colombianas. Esto se debió en gran parte a Lucho Bermúdez y su Orquesta del Caribe. Durante la década de 1960, vemos cambios estilísticos que ocurren en la Cumbia. secciones de viento se añadieron con el acordeón y el bajo.  Además, la popularidad se extendió Fuera del país. Grupos como Los Corraleros, Los Graduados, ayudaron a difundir una versión simple de la Cumbia fuera de Colombia. Por la década de 1970, el vallenato, otro estilo afrocolombiana, fue suplantado la Cumbia colombiana como el estilo más representativo de la música.

La cumbia es popular en los países de Centroamérica y Sudamérica: Chile, Ecuador, Argentina, Bolivia y Perú. Numerosos estilos regionales se han derivado: como la cumbia mexicana (forman parte norteña cumbia y sonadero), la cumbia villera de Buenos Aires, Andina cumbia, tecno-cumbia del Perú.

Fuente: afropublic

 

La cultura afro-caribeña

 

En torno a la cultura afro-caribeña, se hace alusión a las oleadas de individuos de esta comunidad. La primera de ella tiene que ver con los esclavos negros que fueron traídos por los españoles durante la época de la conquista. Hacia fines del Siglo XVI. Aunque la manera en que llegaron los africanos a las Américas haya sido violenta, lo importante es reconocer cómo ellos han enriquecido la cultura Caribeana. En un sentido más amplio, la mayor parte de la música latinoamericana tiene influencia africana.

El análisis de estos aportes de la cultura africana en latinoamerica es muy complejo, pues se calcula que existen en africa más de 300 culturas bantúes. Los que fueron traídos al caribe, a cuba y la hispaniola en particular, procedían de distintas regiones: Entre ellos se destacan los de la zona más occidental o de la cultura yorubá, los de Nigeria del Sur y Camerún, los de Dahomey, y los del norte de Angola y el sur del Congo, también denominadas culturas congas o carabalí.

La cultura Afro-dominicana en la música se manifiesta fuertemente en expresiones religiosas y culturales, siendo las más destacadas: los atabales, palos, zarandungas, los congós, las salves, el gagá, los cantos de hacha. Los instrumentos asociados son: tambores, la marimba, la gayumba, etc. Todas estas expresiones tienen como común denominador el ritmo, gran herencia musical africana.

Según el notable folklorista dominicano Fradique Lizardo la expresión africana que mas sobresale en la cultura dominicana se expresa en la música de Palos o Atabales, también llamada Bambula o Quiyombo. Esta tradición musical, mas notable en el área de Villa Mella (sección cercana a la capital) usa en sus ritos religiosos y celebraciones seculares instrumentos mayormente de percusión. Entre ellos sobresale un variado número de tambores.

Los afro-puertorriqueño cultivaron sus tradiciones y bailes en varios poblados costeros, que actualmente son municipalidades como Loiza, Guayama, Ponce y Catano. Loíza es uno de los pocos lugares en Puerto Rico donde se manifiesta la herencia africana a través de la cultura. Aquí se conservan fuertemente la música y baile de bomba y de plena, reconocidas ampliamente gracias a diversos grupos folclóricos del área.

La plena es una modalidad de la música folclórica puertorriqueña. Se identifica mas bien con los barrios y zonas costeras de la isla. Sus características esenciales son la sencillez y la repetición. Carece, como toda música folklorica de pulimento y estilización. es rudimentaria, intima y cruda. Parecer originarse del romance espanol, el calipso, el porro y el merengue. Se dice que este baile se origino en Ponce, Puerto Rico, para principios del siglo IXX.

La diáspora puertorriqueña en los Estados Unidos, participa en la creación de la cultura del Hip-Hop, procesa estos géneros afro-diaspóricos, como la rumba, el reaggetón y el rock puertorriqueño, los hace suyos y los inyecta en la corriente creativa isleña.

 

Bomba de Puerto Rico

Todos los latinos comparten básicamente la misma historia. Los africanos fueron traídos a nuestras islas, Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico. Del mismo modo a todas las Islas Vírgenes. Los africanos fueron traídos como esclavos para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar. Nuestra música también consisten en las congas, que a través de los años han sido la lengua de los afro decendientes en America.

Bomba es la danza africana derivada de los esclavos negros de África Occidental. Al igual que los esclavos que utilizO este baile y la música como expresión de sus vidas, para celebrar y planear rebeliones. Bomba es toda África, es de Loiza y otras partes en el lado oriental de la isla, donde la mayoría de los negro puertorriqueños se concentran. El baile y la música africana está presente en muchos países de  América Latina en su mayoría el Caribe. Como puertorriqueno ya deberíamos saber quiénes somos.

Debemos siempre ver la belleza y la fuerza en la herencia africana. Nuestra ancestros no tubieron poder en su situación, pero nunca fueron impotentes. Estoy seguro de que las islas y la belleza de su entorno también les dio fuerza, flores silvestres, una pequeña rana se encuentra en ningún otro lugar en el mundo, la comida, la danza, las fundaciones de apoyo como comunidad. Ellos soportaron con orgullo y gracia a todo esto estamos siendo informados  acerca de quiénes son y cual es su historia folclorica en la Isla de Puerto Rico.

 

Los ritmos folkloricos afro-cubanos mas importantes

El son es una música tradicional cubana es un género musical originario del este de Cuba, región popularmente conocida como región oriental u oriente cubano y que comprende las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín, Las Tunas y Granma. Si bien presenta elementos de música bantú y española, el son surge en Guantánamo, Baracoa, Manzanillo y Santiago de Cuba a finales del siglo XIX.

El son evolucionó dando origen a otros géneros como el son montuno, el mambo y la salsa, aunque aún es interpretado por agrupaciones tradicionales en Cuba, Perú, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Estados Unidos y República Dominicana. La rumba es tanto una familia de ritmos musicales como un estilo de danza en Cuba. Este complejo musical es de raíz afrocubana. Hay tres tipos de rumba: el yambú y la columbia, de Matanzas, y el guaguancó, de La Habana.

Las creencias africanas y sus prácticas ejercieron una poderosa influencia en la música de Cuba. La percusión polirrítmica es un elemento inherente de la música africana, así como el estilo de la melodía es parte de la tradición musical europea. También, en la tradición africana, la percusión siempre se encuentra asociada a la canción y al baile, así como a un ambiente social particular. Debido a la unión de culturas europeas y africanas, la mayor parte de música popular cubana ha sido el resultado de esa fusión.

La Santeria es uno de los ritos religiosos “afrocubanos” de origen yorubá, de un pueblo de Nigeria occidental, es tal vez la de mayor cantidad de creyentes, y en ella se muestra el sincretismo africano con los credos cristianos, y particularmente católicos. Como ha señalado Natalia Bolívar Arósteguí, Nació la santería, la sincretización de los cultos yorubas y la religión católica, en un proceso natural y lógico?.

fuente: Congresos de la Cultura Negra de las Américas

Share.

About Author

2 comentarios

  1. Pingback: UMUNTU, NIGUMUNTU, NAGAMUNTU - Periferias

Leave A Reply