Los grupos supremacistas y la ilusión de unidad en una nación racialmente dividida

0

Lo qué pasó el viernes por la noche la semana pasada, cuando grupos de supremacistas blancos marcharon a través de la Universidad de Virginia en Charlottesville y rodeó una estatua de Thomas Jefferson para gritar: “¡Las vidas blancas son importantes! ¡No somos judíos, las vidas blancas son importantes!” Era el comienzo de lo que sería un sangriento y trágico fin de semana de supremacía y violencia blanca, donde una chica blanca perdió su vida atropellada por un participante a este tipo de evento es un reflejo del odio racial. Para mucho de nosotros fue un recordatorio de la profundidad de las diferencias raciales que todavía permanecen en esta nación.

La acción de estos grupos supremacistas nacionalistas de la extrema derecha americana refleja claramente que la ilusión de unidad en una nación dividida sólo existe en las mentes de aquellos que no viven la realidad del racismo y la discriminación
contra las minorías en esta gran nación americana. Esto demuestra que muchos blancos todavía no quieren aceptar que la realidad histórica ha cambiado y siguen viviendo en el pasado, obviando la realidad del presente y los cambios sociales y políticos producidos en los últimos 200 años desde la fundación de los Estados Unidos de América, Como nación libre y democrática.

Una de las grandes contradicciones en un nación conocida como la primera potencial en el mundo, en el caso de los Estados Unidos, es la división racial que existe todavía quinientos años despues que llegaron los primeros esclavos negros desde África a ese territorio. Dinámica que hasta este momento parece irreconciliable entre los descendientes de los dueños de esclavos y los descendientes de los esclavos en este momento en una historia de racismo, segregación racial, los prejuicios en contra de las minorías, la diferencia en los niveles de riquezas y el control del poder entre ambos grupos refuerzan la desconfianza en una sociedad racialmente dividida.

Cada vez que ocurren hechos que ponen en evidencian estas diferencias históricamente conocidas por todos como los  casos anteriores donde los policias blancos en hechos separados mataron dos hombres. En retaliacion por estas dos muertes un afroamericano mato a cincos oficiales de raza blanca en Dallas.

Motivos por la cuales aparecen las voces de los apaciguadores que promueven la unidad de los ciudadanos de esta nación sin antes buscarle solución a las razones reales que producen estos hechos en primer lugar, es aspirar a una unidad ilusoria que solo existe en la mente de estos apaciguadores profesionales.

Lo que ocurrió en Charlottesville, Virginia, nos muestra que aunque hay muchos grupos que tratan de hacer realidad esta unidad racial en esta nación, hay grupos derechistas extremistas que están haciendo todo lo posible para detener este proceso de integración. Y más cuando vemos abiertamente al Presidente Donald Trump apoyando a muchos de estos grupos o no denunciando fuertemente a estos grupos supremacistas nacionalista como lo son.

Quinientos años de conflictos raciales en la nación america no se resuelve con un simple llamado de unidad producto de un acontecimiento en particular, sin antes los individuos de esa sociedad no hacen un análisis serio del génesis del problema, y se embarcan en los cambios estructurales e institucionales que deben ocurrir en la sociedad norteamericana para que esta unidad sea una realidad para todas las partes envueltas en el conflicto de desigualdad racial, en la cual los negros en este momento ocupan la misma baja posición en relación a los blancos.

La unidad no nace de grupos raciales desiguales en cuanto a la posición económica, política, social, educativa o de oportunidad en la cual un grupo pose el poder real y el otro esta una posición de exclusión. Grupos raciales que han estados enfrentados desde el inicio de esta nación en una lucha desigual, en la cual un solo grupo (los blancos) tiene el poder de hacer estas transformaciones y el otro (los negros) tiene el poder de pedir estos cambios pero no los medios para que estas transformaciones sean una realidad. 

“Lo que ocurrió en Charlottesville, Virginia, es una ejemplo de lo mucho que nos falta por recorrer para que esto sea una realidad.”

Cuando alguien llama a la unidad en una sociedad racialmente dividida en la cual existen las ideas, comportamientos y actidudes de superioridad por los blancos que poseen el poder cuando miran al negro es ocultar una realidad la cual algunos sectores por razones económicas, políticas y religiosas consideran como indispensables para la tranquilidad de aquellos cuya actitudes divisorias afectan sus intereses, y ocultar la basura debajo de la alfombra es su solucion. Las soluciones mediáticas solo son eso, soluciones mediaticas.

Puede un sistema desigual independientemente de las diferencias raciales conseguir la unidad de sus ciudadanos? Solo cuando cada uno de los individuos  independientemente de su raza o grupo étnico tienen la posibilidad de alcanzar el progreso en esa sociedad. Y en este momento, ese sentimiento optimista no existe en las minorías en los Estados Unidos.

Al final lo que los negros quieren es tener las mismas oportunidades, que el hombre blanco tiene de alcanzar el progreso personal, el progreso familiar y el crecimiento económico en su comunidad. Pero también el respecto, entendimiento y la aceptación a las diferencias raciales que existen entre la  gente negra y la gente blanca. Cuando esto ocurra la gente negra aprenderá a ver al blanco como su amigo no como un verdugo y verán el futuro de sus hijos con optimismo.

Share.

About Author

Leave A Reply