Artista cubana hace una competencia de pelo afro para reforzar el orgullo negro

0

LA HABANA (AP) – La presentación de una joven artista afrocubana transformó un centro cultural de La Habana en el escenario de una competición de peinado negro este fin de semana en una rara alusión pública a los estándares de belleza raciales en Cuba, donde el prejuicio sigue siendo generalizado y en gran medida no discutido.

Política distensión en particular con los EE.UU., es un tema común en la feria internacional de arte de este año. Pocas obras tocan la discriminación contra los negros y mestizos cubanos, que sigue siendo un tópico común a más de medio siglo después de la revolución socialista de la isla la cual se comprometió a eliminar el racismo.

Susana Delahante, un artista de 30 años de edad, conocida internacionalmente de la Habana, invitó a las mujeres negras y mestizas para competir en tres categorías de pelo – natural, trenzado y rasta.

Después de una competición de dos horas en el que 70 mujeres compitieron el sábado por la tarde, la audiencia de cerca de 300 personas votaron con los aplausos, entregando el premio-pelo natural a 72 años de edad, Felicia Solano, cuyo equipo blanco fijado dramáticamente fuera de su halo de pelo blanco , y el premio trenzas para Marbelys González, de 15, con una cascada de trenzas apretadas decoradas con perlas de colores brillantes. No hubo entradas en la categoría rastas.

Delahante y los participantes en el concurso de lo describieron como una forma de reconstruir el orgullo entre las mujeres afro-cubanos en una sociedad donde el pelo rizado negro y la piel negra a menudo son vistos como menos hermoso que el pelo liso y tez pálida.

“Este es un primer paso en la recuperación de este tipo de cabello”, dijo el competidor Ania de Armas, un joven de 22 años de edad, graduado de la historia del arte que compitió en la categoría de cabello natural.

Los Cubanos contemporáneos descienden en su mayoría de los colonizadores españoles y sus esclavos de África Occidental. Los cubanos se categorizar a sí mismos como negro, blanco o mestizo. Sesenta y cuatro por ciento de los cubanos se identifican como blanco según el último censo del país en 2012, el 26,6 por ciento de raza mixta y un 9,3 por ciento en negro – figuras que salvajemente subregistro el número de cubanos identificados como negro por sí mismos ya otros en su vida cotidiana. Los sociólogos dicen que muchos cubanos negros renuncian a identificarse como tal, es un poderoso indicio de prejuicios persistentes en este segmento de la población.

“Quería hacer algo que legitime el pelo, de este tipo subvaluado de pelo”, dijo Delahante, que lleva el pelo en un estilo afro apretado. “Esta competencia es sobre algo que tiene su mérito y debe ser recompensado.”


La revolución socialista trajo un gran número de cubanos negros en los mandos medios y superiores del gobierno, la academia y los campos profesionales, pero la población afrocubana todavía tiene generalmente peor vivienda, transporte y los alimentos que los blancos. Los cubanos que huyeron de la isla después de la revolución eran en gran medida de la clase elite blanca, y así sus cientos de millones de dólares de las remesas que envían a sus familiares en la isla cada año tienden a ir a los cubanos blancos.

Detrás de puertas cerradas e incluso en público, los cubanos blancos han llegado a hablar despectivamente de los cubanos negros de manera que se han convertido en socialmente inaceptable en muchos otros países, describiéndolos como criminales y prohibiendo a sus hijos de salir con sus compañeros de escuela afrocubanos.

Los Negros cubanos también han sido los perdedores de las reformas económicas del presidente Raúl Castro, en la que los cubanos con el capital del extranjero han sido capaces de abrir negocios rentables que sirven cada vez mayor número de turistas internacionales. Negros cubanos son los grandes ausentes incluso en los peldaños inferiores de esas nuevas empresas privadas, como por ejemplo en trabajos de servicio como los puestos del personal de espera que traen grandes propinas de los clientes extranjeros.

Las personas de ascendencia predominantemente afro-cubana también están insuficientemente representadas en la televisión cubana y en gran parte del mundo de la música contemporánea, por lo que muchos cubanos negros sienten que tienen que enderezar su cabello para ser considerado bello.

Roberto Zurbano, crítico cultural y ensayista en la Casa de las Américas, un centro cultural de La Habana, dijo que los líderes de la mayoría blanca de la revolución de Cuba habían podido darse cuenta de la naturaleza profundamente enraizada del racismo cubana e implementado políticas de la carrera ciega en lugar de programas como afirmativa acción específicamente diseñado para ayudar a los cubanos negros se mueven en posiciones de mayor influencia.

“El racismo persiste en Cuba”, dijo Zurbano. “La revolución no cuestionó la herencia racista del país.” Naomi Santana, un bibliotecario de 25 años de edad, dijo que ella estaba en la competencia con el fin de traer a sí misma más cerca de la cultura afrocubana. “Yo solía tener el pelo liso”, dijo Santana, quien ahora estilos el pelo recogido en un gran afro. “Este es un reconocimiento social que ha estado ausente por un largo tiempo.”
Fuente original: news.yahoo.com/cuban-artist-puts-hair-competition-bolster-black-

Andrea Rodríguez on Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Share.

About Author

Leave A Reply